Autor: Juan Segura Ferrer, pbro.                        Contacto: seculorum@seculorum.es

- LITURGIA CICLO C      CICLO B      CICLO A -      ORACIÓN Y PIEDAD -      PASTORAL DE LA SALUD -      TEMAS DE TEOLOGÍA -      AUTORES Y TEXTOS-

                                                                                                                         Catequesis de preparación al Bautismo

  Entra en facebook en <Juan Segura Ferrer>  y  <Cleofas de Emaus>   /                                                                       En blogger: <cleofasdeemaus2.blogspot.com.es>

   Mandamiento y tradición

 Domingo 22 ordinario. Ciclo -B-. 29 agosto 2021                                                               Marcos 7, varios

 

 

PASTORAL DE LA SALUD

Fichas de formación para agentes PS

1. La salud.

2. Los enfermos y la Parroquia.

3. La enfermedad y el sufrimiento.

4. El trato humanizador.

5. La Unción de los enfermos.

6. Los Sacramentos de los enfermos.

7. El Viático.

8. La visita pastoral al enfermo.

9. La escucha pastoral.

 

Otros temas de Pastoral de la Salud

* La salud es Cristo (1).

* La salud es Cristo (2).

* Los cuidados paliativos.

* Orar en la enfermedad.

 

 

PIEDAD

* Celebración de la Cruz.

* Via Crucis Tradicional.

* Via Crucis según San Mateo.

* Via Crucis según San Marcos.

* Via Crucis según San Lucas.

* Via Crucis según San Juan.

* Siete Palabras de Cristo en la cruz.

* Siete dolores de la Virgen María.

 

* Via Lucis.

 

* Novena de la Misericordia al Sagrado

corazón de Jesús.

 

* Via Pauli.

 

Canción "CAMINANDO CON JESÚS"

* Grabación completa.

* Versión playbak o karaoke.

 

REZAR EL ROSARIO con magnificat.tv

Misterios gloriosos: Domingo y miércoles.

Misterios gozosos: Lunes y sábado.

Misterios dolorosos: Martes y viernes.

Misterios luminosos: Jueves.

 

Kevin Vega, El Rosario en podcast.

 

  

   El evangelio de hoy va de tradiciones y de la impureza ritual. El primero de los temas es el que late de fondo; el segundo es el pretexto para hablar del primero… y de los dos se ocupará Jesús. Conviene caer en la cuenta de que la situación se da porque las autoridades religiosas están espiando a Jesús, observando a los discípulos para informar ellos en el templo acerca de su doctrina, sus actividades y su forma de vivir. Así que, a priori, tienen una especial inclinación a sacarle peros a cualquier cosa que pueda dejar en mal lugar a Jesús, a su movimiento y a sus discípulos.

 

    La denuncia de los fariseos viene porque los discípulos se ponen a comer sin lavarse antes las manos. No vayamos a pensar que se trata de una cuestión de higiene, no. El evangelista pone especial atención en que comprendamos que lo que provoca la queja de los celosos de la ley es la cuestión de faltar a las tradiciones judías. ¿Está establecido, escrito en la ley que no se puede comer sin antes cumplimentar con las abluciones? No, no está escrito ni establecido en la ley de Dios; está escrito y añadido por los hombres en los textos de la tradición judía. Así que la respuesta primera de Jesús, la más urgente, es la de poner estas cuestiones en su sitio. Los fariseos y escribas tienen invertido el lugar de sus valoraciones: le están dando mayor importancia a las tradiciones humanas; ellos faltan a los mandamientos de Dios pero se escandalizan de una cuestión que Dios no ha establecido y es una ley de procedencia terrenal. Relegan a Dios a un plano secundario cuando debería estar como valor supremo de todo hombre religioso. Las palabras de Jesús desautorizan, pues, los pensamientos y la conducta de quienes se han erigido en sus jueces.

 

   Segunda cuestión: la impureza ritual. El judío piadoso debe ser muy cuidadoso con no incurrir en lo que ellos denominan como “impureza” ritual -otro invento de los hombres-, puesto que impide participar en la vida religiosa de la comunidad, no permite renunirse con los demás en la sinagoga, participar en las fiestas religiosas y limita la relación social al máximo; y mientras permanezca en ese estado y dure su impureza, se convierte en una persona marginada. En ese asunto no se trata pues de la salvaguarda de la higiene, sino de la salvaguarda de una norma humana, de una tradición cuya finalidad era incurrir en la impureza a causa de la comida. Puesto que se comía con las manos y las manos tocaban los alimentos, las abluciones significaban que esas manos, que pudieran estar impuras por algún pecado, quedaban purificadas por ese rito antes de tocar la comida… así, la comida ya no podía contaminarse y evitaría que quien la come incurra en impureza ritual, y verse, así, apartado de la vida de la comunidad. Y todo ello, independientemente de que había una lista de alimentos prohibidos porque estaban declarados como impuros y quien los comía también incurría en situación de impureza legal. Y es aquí donde nos detenemos en la respuesta que Jesús les da. Podía haberlo pasado por alto y haber ceñido su enseñanza únicamente a la cuestión de las tradiciones. Sin embargo, añade esta nueva enseñanza. «Nada que entre de fuera puede hacer al hombre impuro; lo que sale de dentro es lo que hace impuro al hombre» Y aquí da una serie de actitudes contrarias a los mandamientos y que afectan a la integridad personal como al trato que dispensamos a los demás. Ahora no lo sé, pero hace un tiempo, la gente se preguntaba qué cosas eran y cuáles otras no eran pecado. Pues aquí encontramos una enumeración bastante detallada y pronunciada por Jesús para saber, en parte, a qué se refiere el pecado. Pero son acciones y actitudes que nacen o que anidan en el corazón del pecador. El que peca lo hace desde dentro hacia afuera, desde su corazón, desde sus sentimientos, desde su egoísmo, orgullo y conveniencia. Se distrae del origen del pecado quien teme que el pecado entre en él desde fuera (en el alimento, por ejemplo). Tiene que mirarse a sí mismo y mirar su propio corazón, sus propios sentimientos si no quiere engañarse a la hora de buscar el origen de su pecado.

 

   Entretanto, Jesús ha hecho otra denuncia más dolorosa y profunda cuando les ha dicho la cita de Isaías. En ella habla el propio Dios y muestra su disgusto porque dice que su pueblo le honra con los labios, pero no con su corazón; que les importan más sus propias normativas que el mandamiento que Dios les ha dado… y llega a decir que el culto que recibe de ellos es algo hueco, un culto vacío. Es valiente Jesús. No se muerde la lengua ni para salvar su pellejo. Jesús tiene un compromiso personal con la verdad y nunca se la calla ni para quedar bien. No era de los partidarios de la diplomacia y de llegar a consensos cediendo parte de las exigencias; no; a Dios no lo modifica nadie, él tiene él poder absoluto y solo él define y decide qué es puro, qué es impuro, qué es un mandato divino, qué es una norma humana, qué es pecado y qué no… Que no, que el Evangelio no es un texto consensuado ni democrático; que eso está bien para las cuestiones humanas, pero las cuestiones de Dios no se discuten, se aceptan y se obedecen. No hay otra alternativa legítima posible.

 

P. Juan Segura.


 

 

La mesa del domingo


 

AHORA, LA HOMILÍA DIARIA EN PODCAST

Buscando "Cleofás de Emaús" en:

Spotify, Google podcast, Amchor.fm y otros.

Y en Facebook buscando "Juan Segura Ferrer".

 

DOCUMENTAL CON EL COMENTARIO EVANGÉLICO (haciendo clic en la imagen) 

       Imágenes: Interior de la Catedral. León, España.

   

 

OTROS VÍNCULOS

DE JUAN SEGURA

 

AudioPredicacion (facebook)

CleofasdeEmaus2.blogger

cleofasdeemaus.blogspot

juansegura.es

juansegurablog

Fotografías

Vídeos You Tube

veozaragoza

 

VÍNCULOS EXTERNOS

Vaticano

Conf. Episcopal

Cáritas

Misiones

Manos Unidas

Taizé

Noticias Iglesia

Mundo Negro

Tierra Santa

Romereports

Dabar

Servicio de Información Católica

 

 

LAS LECTURAS DE HOY

 

LECCIONARIOS ANTIGUOS

Leccionarios con los textos bíblicos anteriores a la última edición.

 

 

"CAINITAS". Novela de Juan Segura.

Pedidos del libro físico en Amazon,     La Casa del Libro, El Corte Inglés y Editorial Círculo Rojo.

 

También se puede leer o descargar aquí.

 

<MIRADAS DE LA FE>. Nuevo canal en You tube

- 17. Los dos "Juanes" en los evangelios.

- 16. Navidad: ¿Un cumpleaños?

- 15. La virginidad, hoy.

- 14. Circular en la rotonda.

- 13. La libertad de culto en la pandemia.

- 12. El derecho a la libertad religiosa y de culto.

- 11. ¿Existe el derecho a blasfemar?                                                           NUEVO: - 18. ¿Quién pone las fechas en que cae la Semana Santa?

 - La sed de Dios.

- El temor de Dios. 

- Las fórmulas de los sacramentos.                                             

- Quiénes son en Mateo los pobres en el espíritu.                      

- Por qué Dios permite el mal en el mundo.                                                           

- En qué consiste el culto coherente a Dios.

- Vivir siendo seglar la fidelidad al Señor.

- Mis hijos han crecido y no van a misa. ¿Qué puedo hacer?

Entra y plantea tus preguntas y tus dudas. Serán respondidas mediante vídeo.

 

El Tiempo Ordinario es la sucesión de los días en los que el Señor está con nosotros hasta el fin del mundo

 

  También puedes encontrarme en Facebook, en la cuenta <Juan Segura Ferrer>, donde intentamos mantener viva la llama de la Palabra cada día.

 

LA LIBERTAD RELIGIOSA Y DE CULTO EN UN ESTADO DE DERECHO

DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANOS. Artículo 18:

Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.  

 

CARTA DE LOS DERECHOS FUNDAMENTALES DE LA UNIÓN EUROPEA. Artículo 10

Libertad de pensamiento, de conciencia y de religión 1. Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión. Este derecho implica la libertad de cambiar de religión o de convicciones, así como la libertad de manifestar su religión o sus convicciones individual o colectivamente, en público o en privado, a través del culto, la enseñanza, las prácticas

y la observancia de los ritos.

 

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. Artículo 16:

1. Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la ley. 2. Nadie podrá ser obligado a declarar sobre su ideología, religión o creencias. 3. Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones.

 

                                                                                               

MUJER, ¿ESTÁS EMBARAZADA Y TE SIENTES ABANDONADA? PODEMOS AYUDARTE. HAY UNA ALTERNATIVA AL ABORTO. INFÓRMATE Y CONTACTA

                                                                                            Ain Karen Zaragoza: www.ainkaren.es

PUEDES CONTACTAR CON CUALQUIER SACERDOTE. ÉL SABRÁ QUÉ HACER PARA AYUDARTE. ESO PUEDE CAMBIAR TU VIDA... Y LA DE TU HIJO

 

 

 

 

 

   A PIE DE PÁGINA

España: La “progresía” de la vergüenza

   Según publicaba el diario El Mundo en su edición digital del 18 de enero, la fundación BBVA ha realizado un estudio sobre ciencia y tecnología en cinco países europeos: Italia, Reino Unido, Francia, Alemania y España. Una de las cuestiones abordadas mediante encuesta es si la gente cree o no que la ética debe poner límites a los avances científicos y tecnológicos. Los alemanes opinaron que sí en un 68% y los franceses en un 57%, Italia y Reino Unido también son favorables con porcentajes por encima del 50%; y España, tan solo España, se quedó en un 36%. En España solo uno de cada tres encuestados piensa que la ética debe aplicarse a los avances científicos y tecnológicos.

 

   Cabe preguntarse si los encuestados en España saben de qué va la ética, porque no es otra cosa que aquello que nos hace caer en la cuenta de que el ser humano y su dignidad -cualquier ser humano- está por encima de todo lo demás, su valor es absoluto. Así, la economía sin la ética, se convierte en la dictadura del dinero; la política sin la ética, se convierte en la dictadura del poder; el sexo sin ética, se convierte en la dictadura del hedonismo; el ocio sin ética, se convierte en la dictadura de la vagancia; el trabajo sin la ética, se convierte en la dictadura de la esclavitud; la libertad sin ética, se despoja de la responsabilidad y nos convierte en esclavos de nosotros mismos. Del mismo modo, la ciencia y la tecnología, sin ética, nos degradan. El ser humano debe estar por encima; ciencia y tecnología, como todos los demás campos de la vida y del saber, deben estar a nuestro servicio, y no para convertirnos en sus esclavos.

 

   Traducidos al lenguaje asequible a todos, los cuatro principios universales de la ética son: el respeto a la persona, la justicia, no hacer nada que procure el mal a la persona y hacer aquello que le proporciona el bien. Estos principios no admiten discusión porque son universales. Y enseguida nos damos cuenta de que la renuncia a ellos nos puede llevar al abismo. Pero dos de cada tres españolitos dicen que no les importa, que no pasa nada; qué vergüenza.

 

   Aquí oímos sin parar hablar de progresismo. Quienes tienen esa palabra siempre en la boca son quienes más prescinden de los valores de la ética; o sea, que han acuñado el significado de progresismo como aquello que no tiene freno alguno, ni siquiera el de la ética, que tiene como objetivo, la salvaguarda del ser humano y su felicidad. Más vergüenza.

 

   Chesterton, en su obra “Ortodoxia” afirma que Progresar debería significar que siempre estamos cambiando al mundo para adaptarlo a un concepto. Y hoy progresar significa que estamos cambiando el concepto.” Y que, por tanto, “no estamos alterando lo real para adaptarlo a lo ideal. Estamos alterando el ideal: es más fácil”. La consecuencia es que miramos el presente con resignado asombro, pero que vemos por delante un futuro inquietante. ¿No vamos a la autodestrucción de nuestra propia especie?

 

Juan Segura.


 

  www.seculorum.es  ©juan segura ferrer. 2014